Cuidando la imagen en la entrevista de trabajo

viernes, 31 de octubre de 2014  

Es importante cómo nos vestimos, lo que decimos y cómo lo decimos

Debe ser verdad eso que dicen de que la primera impresión es la que cuenta, a tenor de la importancia que nosotros mismos le damos, muchas veces sin saberlo y de forma inconsciente. Cuando nos toca acudir a una entrevista de trabajo nos esmeramos para tener una buena imagen en nuestro atuendo y nuestra higiene, y cuidamos mucho lo que decimos y lo que no decimos durante la entrevista.

Y precisamente por eso mismo nos solemos poner tan nerviosos durante estos trances, porque nosotros mismos sospechamos que cualquier gesto mal interpretado o cualquier frase fuera de lugar pueden hacer que causemos una mala imagen en nuestro entrevistador y se nos descarte para el puesto de trabajo.

cuidando-la-imagen-en-la-entrevista-de-trabajo-2

Discurso interiorizado

La verdad es que en ocasiones por más ciencia que le pongamos al asunto lo mejor es actuar con naturalidad, no intentando ser alguien que no somos porque si no, se nos puede coger en un renuncio fácilmente. Aun así, es importante saber lo que vamos a decir cuando nos pregunten sobre nuestra experiencia laboral, y por ello debemos tener interiorizado el discurso sobre nosotros mismos que queremos dar.

No se trata de memorizar como los loros un texto para decirlo de carrerilla, ni mucho menos, pero sí de tener una idea clara de lo que vamos a decir y lo que queremos resaltar a toda costa. Para ello puede ser muy útil preparar una carta de presentación, que además acompañe nuestro currículum y le dé un extra de visibilidad que siempre viene bien y que no suele pasar desapercibida para los responsables de Recursos Humanos.

cuidando-la-imagen-en-la-entrevista-de-trabajo-1

No salirse del guión

En lo que sí hay que poner cuidado es en cumplir las mínimas normas sociales y no salirse en lo posible del guion que suelen tener estas entrevistas, para que la atención del entrevistador se centre en nuestro currículum, en lugar de en detalles accesorios que desvíen la atención. Eso es algo que también sin darnos cuenta vamos aprendiendo a medida que asistimos a distintas entrevistas de trabajo, pero no está de más saberlo de antemano por si es la primera vez que nos toca ir a una.

En cuanto a la vestimenta, en general se recomienda ir elegante pero discreto, con camisas mejor que camisetas, calzado cerrado y sin demasiados adornos ni perfumes. Que no se note demasiado que vamos arreglados, pero con un ligero toque de elegancia sin ostentosidad.

Fuente de las imágenes: www.flickr.com

0 comentarios:

Publicar un comentario