Cómo preparar el mejor curriculum

viernes, 30 de enero de 2015  

como-preparar-el-mejor-curriculum

Si piensas en que la primera impresión que tendrán de ti los responsables de un proceso de selección depende casi por completo de ese folio que contiene tu foto y tus datos, te darás cuenta de la importancia que tiene un buen curriculum a la hora de optar a un puesto de trabajo.

Una extensión excesiva, unos datos académicos o profesionales mal organizados, una foto desafortunada o un comentario personal que no viene al caso pueden hacer que tu curriculum no pase ni una primera criba.

Si estás pensando en hacer el tuyo por primera vez o en dar un repaso al que has enviado unas cuantas veces y parece no funcionar, las plantillas (descargar) que ofrecen plataformas de empleo como Infojobs son una herramienta a tener en cuenta a la hora mejorar, tanto en presentación como en contenidos.

Tienes distintos tipos de plantillas, desde las más sobrias y tradicionales a otras que aportan un toque original. Cada una va dirigida a un tipo de puesto concreto. No es lo mismo buscar trabajo de diseñador gráfico que de administrativo, pero en cualquier caso, el curriculum no es el mejor espacio para derrochar imaginación y creatividad.

Las plantillas pueden aportarte buenas ideas y alternativas para plasmar, en pocas palabras, lo mejor de ti de forma clara y concisa pero no olvides que un curriculum siempre es algo individual por lo que serás tú quien la personalice.

Tal como está la situación, son cientos (o miles) los curriculums que pueden llegar directamente a una empresa o a una plataforma que ejerza de intermediario en la selección de candidatos. Tu objetivo ha de ser superar con éxito esa primera lectura. Entre los consejos básicos para lograrlo es importante dar al curriculum una estructura sencilla que descubra a simple vista tu perfil y tus puntos fuertes.

Lógicamente, hay que empezar con los datos personales. No es necesario excederse. El nombre completo, el DNI, la dirección y la forma de contacto teléfono, móvil y mail (fundamental) son suficientes (en una entrevista personal podrás dar más detalles).

En un segundo apartado, tendrás que incluir tu formación académica, detallando los estudios terminados (con titulación) y otros cursos, másteres o seminarios que creas que puedan ser relevantes para el puesto al que aspiras (si no tienen relación alguna con el posible trabajo, mejor no los incluyas). Los idiomas, especificando niveles y titulación y los conocimientos informáticos son también de máxima relevancia, así que dales el protagonismo que merecen.

A la hora de hablar de tu experiencia profesional, presenta los trabajos que hayas desempeñado de manera cronológica, empezando por el más reciente, y esquemática. Solo deberás extenderte y dar más detalles de las funciones desempeñadas si uno de esos trabajos guarda relación directa (o es similar) a ese al que optas.

Para terminar, es conveniente incluir información complementaria de interés como tu disponibilidad para viajar, carnet de conducir, situación laboral actual...

Un último detalle: ¡ojo con la foto! merece la pena hacerte una en la que estés perfectamente "presentable".

0 comentarios:

Publicar un comentario